El Taco Ocatle

—¡Bienvenidos! —les dijo el gerente de la taquería a los González, que llegaron hambrientos—. ¿Qué les puedo ofrecer?

—Unos tacos al pastor, por favor —contestaron.

—Unos tacos al pastor… pero aquí se paga por adelantado, ¿eh?

—¿Por adelantado? Bueno, de acuerdo.

Pagaron. Se sentaron a la mesa y comieron. Vomitaron ahí mismo apenas terminaron. El gerente les devolvió su dinero con mucha cordialidad.

Los González se retiraron, hambrientos.

2 comentarios en “El Taco Ocatle”

    1. Correctísimamente entendido. Los González no lo disfrutaron, pero al parecer los lectores sí, y ésa es la idea. Gracias.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s