Soneto para pasar el rato

Para M. G. M., en los momentos de tedio que nos visitan de vez en cuando. Un artefacto aquí yo te presento,listo ya para usar, sin envoltura.¿Se pone alrededor de la cinturao cual sombrero va, cortando el viento? Algo sencillo es, sin tratamiento.Sin aderezo va: es cosa puraque discurriendo a ti con derechuraya te procura… Seguir leyendo Soneto para pasar el rato

El encierro del tecleador

Un mes más y va a cumplirse un año del inicio del primer confinamiento en el Perú. Entonces se sabían los nombres y apellidos de los contagiados de covid. Al final de ese primer confinamiento, el 30 de junio del 2020, ya no había nombres ni apellidos, sino números: más de 250.000 contagiados y más… Seguir leyendo El encierro del tecleador

Día del padre, día del hijo

Hojeo las Prosas apátridas de Ribeyro y no encuentro esa cita suya sobre cómo los años que gana su hijo son los años que pierde él, según me hace recordar, quizá equivocadamente, mi imaginación. Ya no estoy seguro de si Ribeyro es el autor de la idea o de si me lo parece por su… Seguir leyendo Día del padre, día del hijo

Romance de la Luna y el astronauta

Por el vasto y negro cielo el astronauta volaba. Hacia la Luna distante sus motores enrumbaba. Todo el frío del espacio su nave atravesaba y ese punto diminuto que era la Luna lejana más grande y más grande era conforme se aproximaba. ¡Ten cuidado, astronauta!, que si en algo equivocaras al usar tus instrumentos o… Seguir leyendo Romance de la Luna y el astronauta

Sextina de los vivos y los muertos

Son meses los que me he paseado en Facebook y no he mandado a nadie los saludos debidos a quienes cumplieron años rodando en el planeta de los vivos, tal cual si para mí estuvieran muertos. Seguro es el efecto del olvido. Son tantos mis pendientes que me olvido —incluso aunque me lo recuerde Facebook—… Seguir leyendo Sextina de los vivos y los muertos

Balada para Andrea y Vic en el día de su boda

Ahora que estamos aquí reunidos nosotros, del amor espectadores, digamos a cuantos nos son queridos —refiérense así si dan dolores— esta balada. Sé que hay mejores, aunque la mía tiene su pujanza. Escuchen lo que digo, mis señores: conozco aquel lugar con esperanza. Vivimos unos tiempos muy jodidos. Inquiérase doquiera en derredores: conocerán traidores y… Seguir leyendo Balada para Andrea y Vic en el día de su boda